El lugar donde he sido mandado a vivir sin ninguna experiencia previa en el medio de la más huérfana inconstancia. El que me obliga a tomar por sorteo hasta la más inocente de mis decisiones, como la de creer en la más pálida idea...

octubre 25, 2009

Discreta intrusa



La literatura, una intrusa colateral y discreta en mi vida, que a pesar de intimidarme con su grandeza, me ha permitido el atrevimiento de faltarle el respeto de tanto en tanto...


octubre 22, 2009

La ducha de Joe


Joe`s shower ( fragmento )

El narrador como buzo táctico, tanteando bultos en la oscura laguna del quantum literario. La misión es encontrar la lata de la ficción envasada al vacío que puede estar oculta en el lecho, entre algas electrificadas, o bien flotando superficial escondida dentro de un pez muerto. Cortaplumas al rojo tajeando artesanías en sachets, la caricia póstuma de la dama del dedal de acero. Joe fue a buscar el espacio abandonado debajo de la roseta mágica, y vestido todavía se dispuso a dejarse rociar, y lo que recibió fue una lluvia de su sangre fugada, llena de cristalitos de video donde en cada gota se podía ver un cuadro de la historia de su vida.

En el final, solo cuenta la cortés condescendencia del lector en dejarse violar emocionalmente por una mentira.

octubre 19, 2009

El menor de los análisis XVI

"Las filosofías del deseo, del lenguaje y de la estructura, lo que podríamos llamar "el pensamiento francés", es el pensamiento de la derrota; sólo vale deconstruir, poner al poder en negativo fotográfico, trazar los planos de las ruinas del mundo para concluir que todo es nada más que una cárcel y un manicomio de mierda, pero que cambiarlos no forma parte del deseo.

Y hoy tenemos a Niestzche que va camino de ser al pensamiento lo que Borges es a la literatura; un comodín para dotar al propio discurso de un referente de admirable indiferencia moral. Pero Niestzche, el atormentado adalid de la crueldad productiva, mató a Dios para liberar al espíritu fascista de escrúpulos morales, para quitarle el lastre de ese humanitarismo piadoso de monjitas que entre otras cosas decía que la vida de un débil valía tanto que los fuertes debían privarse de aniquilarla en pleno ejercicio de su condición. Marx en cambio mató a Dios en tanto consuelo de tontos; como receta de manipulación para amansar los espíritus de los explotados económicos"

Los hábitos de Teresa


De pronto en Europa, una monja catalana llamada Teresa asume el hábito de la opinión imprevisible en los temas más polémicos y se convierte en una llama azul que incita al debate.

octubre 16, 2009

El arte de mamar II


Apuntes nerviosos en el reino de la succión, o la puntada literaria-psicoanalítica del fraseo maradoniano

A los horrorizados les pregunto: ¿acaso no presagiaban una reacción así de Maradona? Yo la esperaba; sin imaginarme los términos particulares empleados, pero si la virulencia y el descontrol verbal que primaría en su revancha teniendo en cuenta el grado de hostigamiento y agresión que había recibido. Y no se aleja de la verdad de los hechos cuando dice que lo trataron como a una basura. Más allá de la guarangada en las formas, en el fondo me parece perfectamente proporcional al castigo recibido por una prensa totalmente desbocada en lo conceptual que llevó la crítica a límites extemporáneos. No debemos olvidar que los principales medios deportivos se la tenían jurada al tándem Maradona-Grondona desde el apoyo de éstos a la cancelación del contrato con TyC y el “fútbol para todos” y tras las derrotas con Brasil y Paraguay incrementaron en fmodo notable la virulencia contra el ex diez de la selección.

Lo que omitió Maradona –aparte del buen gusto y el equilibrio- fue precisar puntualmente nombres, separar pajas de trigos en tanto y obviamente no todos los periodistas se excedieron en la crítica. Un Maradona al que la misma prensa que lo mataba con exageración y alevosía había entronizado en el limbo de intocable, celebrando sus desplantes y succionando sus partes íntimas en forma incondicional. Y fue la prensa la que ayudó en décadas y décadas a criar a semejante soberbio y engreído y relativizar su mala educación. El “sigan mamando” que emite Maradona habla de una regresión deseada al estado primigenio de su relación con la prensa. El mensaje subliminal es "sigan mamándomela como me la mamaron siempre" los tantos obsecuentes que se desvivieron en amiguismos por una nota cuando tener al diez era la salvación periodística.

Una prensa casi surreralista en su desubicado exitismo que se planteó como hipótesis de exigencia básica un supuesto “standard de excelencia” futbolística totalmente fuera de lugar teniendo en cuenta la realidad de nuestro fútbol y las características particulares que definen este tipo de partidos a todo o nada que siempre terminan siendo eso, un fiasco deportivo, un encadenamiento de tensiones y miedos que convierten al juego en pura especulación. ¿O acaso son de otra manera en cualquier lugar del mundo este tipo de finales cuando está en juego la lapidación más cruel, el apocalipsis en una derrota? ¿Cómo fue la final del 2006 entre Francia e Italia donde nadie pasaba la mitad de la cancha y toda maniobra de “ataque” se hacía con una precaución y una parsimonia exasperante? ¿Cómo son las finales de Champions League? Los que minimizaban todo y daban como “obligación” hacerle 3 goles en el primer tiempo a Perú estaban -intencionalmente o no- totalmente alejados de la realidad del fútbol actual. O podemos suponer que jamás vieron un partido límite donde hay mucho más que un resultado deportivo en juego y donde lo que hay por perder es infinitamente trágico y lo que hay por ganar es apenas cumplir una obligación. Jugar un partido decisivo de eliminatoria donde la consecuencia de perder es no ir a un mundial en un país hiper futbolero como Argentina, se parece a los partidos por el descenso en un campeonato local, ya que a diferencia de las finales o semifinales de torneos, la derrota no ofrece el más mínimo consuelo sino que significa irremediablemente el peor de los oprobios. Los nervios de las finales están en relación a lo cerca que está la gloria; los de los partidos de eliminación o pérdida de categoría están en relación a lo cerca que está el más gigantesco y oscuro de los abismos.

Estoy de acuerdo con los que dicen que la labor de técnico de Maradona fue muy mala; repasar sus desaguisados nos obliga a un relato casi de terror: desde la misma carencia de idoneidad para establecer las tácticas y estrategias correctas de juego hasta un manejo descontrolado de los jugadores con convocatorias relámpago a debutantes para asumir súbitas e improvisadas titularidades a costa de la exclusión de los venían trabajando, pero no debemos olvidar que eso convivió también con la suma de muchos fracasos individuales que si bien fueron potenciados por este desorden colectivo, existieron y aportaron bastante a lo paupérrimo de las perfomances. ¿Es culpable Maradona del espantoso nivel de Mascherano contra Brasil, Paraguay y Perú? ¿De los goles que se comió un Andujar al que la prensa con total desconocimiento declaró como “el arquero perfecto para la selección”? ¿Es culpable de la atadura casi patológica de Messi que no puede gambetear ni un poste? Convengamos que el técnico tiene responsabilidades sobre los rendimientos individuales a consecuencia de la imbricación natural entre el orden táctico colectivo y lo individual, pero no es solo la incapacidad conductiva de Maradona para generar orden colectivo de juego la causa del bajísimo rendimiento de las individualidades. La comparación más cercana que debiera hacerse es respecto del proceso Basile que duró la primera ronda más un partido de la competencia eliminatoria total. Y el análisis dice que los problemas futbolísticos y extra futbolísticos se repitieron en ambos procesos; aunque hubo algunas mejores actuaciones y resultados en el primer caso, existen episodios como la derrota en Santiago de Chile –que marcó la salida de Basile- donde en lo colectivo e individual las terribles defecciones del equipo fueron análogas a los evidenciadas en las peores jornadas de la era Maradona, con el agravante en aquel caso de que existía todavía el margen de muchos partidos por delante y la presión por la eliminación estaba lejana aún. Por eso, toda “autocrítica” deberá leer este engendro Basile-Maradona como un conjunto en sus dos años de duración.

Se habla de la necesidad de autocrítica. El fútbol argentino no necesita sólo autocrítica, necesita un baño de realismo y bajarse de la soberbia de creerse potencia mundial que la lleva a considerar que es “natural” que barra a sus rivales en partidos de eliminatorias sudamericanas. El descenso del nivel futbolístico argentino es una tendencia perfectamente mensurable en resultados y sucesos dentro de las competencias de clubes. Porque si no pareciera que “autocrítica” significa explicarnos por qué nosotros que somos genios del fútbol terminamos cuartos y penando. La respuesta es que no somos tan genios, que cada vez somos peores, y reconocerlo podría ser un gran comienzo ante que insistir en porfiarle a la realidad por la terca ausencia de un supuesto brillo que ya no podemos ostentar.



octubre 15, 2009

octubre 14, 2009

La venidera encrucijada


En la previa de Hargentina-Huruguay

El fútbol vuelve, como poca cosa en el mundo, a ponernos en la divisoria abismal del pensamiento binario. Jugueteando con el absoluto, hilando sentido en el telar del fundamentalismo más salvaje. Será toda gloria o todo fracaso, el cielo benefactor de la caricia o el infierno de la tortura. Una selección impregnada de pensamiento mágico que acumulaba desastres pragmáticos tuvo la semana pasada una unción positiva en términos de energía mística. Ese dato no es menor, una línea tal vez haya sido inaugurada y hoy asistiremos a su revelación definitiva. En horas veremos la hoguera encendida cociendo la carne fracasada o el calor irradiante de la idolatría, sin que haya razones para ello, apenas una grotesca arbitrariedad ofrecida con ostentación por sus propias víctimas.

Proporciones literarias


El desinterés que despierta la literatura argentina es directamente proporcional al interés que genera su llamado “mundo literario”

octubre 09, 2009

Gabriel Bañez rescatado

El blog de Gabriel Bañez se hace libro:


Corte y Confección de antología
de Gabriel Báñez
La Comuna Ediciones MLP

Presentan
Iván Maidana, Juan Becerra y Sergio Pujol

Jueves 22 de octubre, 19.30 hs.
Auditorio de OSDE
Calle 50 Nº 925 (e/13 y 14) – 6º piso – La Plata

octubre 07, 2009

Platinos



La historia es una seductora empedernida, pero como buena dama nunca se deja escribir sin exigir el cumplimiento de algunos requisitos. Pues ahora parece que ella ha reconocido que está vez ha sido ganado su consentimiento. Las páginas vírgenes de su libro mayor están blancas y vacías, aguardando la fiebre entintada que las atacará para estampar el registro de lo inenarrable.

Cuando todo verdor humano se enciende para brillar, atrás, en el furgón del olvido, quedan los residuos de la mezquindad de pieles, y entonces hay luz suficiente para que haga foco en los rostros de un puñado de tiernos incurables, de egocéntricos recalcitrantes que se alimentan de extrañas pócimas afectivas, de obsecuentes militantes de una supuesta complejidad musical que no es más que el atavío señorial de unas melodías y armonías rebeldes, de abonados regulares al destino del encuentro, que se complotan orgullosos para festejarse como oros en polvo de estrellas, como platinos en resonancia armónica.


octubre 05, 2009

Matar al diariero


Según Ignacio Ramonet los diarios de papel están en vías de extinción.

Creo que la irrupción de internet fue en principio subestimada por los grandes medios, pero ya todos han dado cuenta que su lógica de funcionamiento plantea una ingeniería de control diferente a todo lo conocido. La receta en la era pre-web pasaba por acumular medios gráficos y electrónicos desde donde poder centralizar la generación de sentido y convertir al medio en un inmenso factor de poder. Internet rompe esa posibilidad de manipulación unipolar y a los grandes medios no les quedó otra en principio que usufructuar la popularidad inercial y hegeomónica de su marca registrada para sostenerse en las primeras opciones de consulta web. Pero esta posición basada en el consumo del capital simbólico acumulado tiene un horizonte de lógico y relativamente pronto agotamiento. Ese poder aparece sumamente frágil en tanto la incapacidad de la web todavía para generar un negocio a partir de la publicidad o el pago; el mantenimiento de la estructura periodística y técnica se solventaba con el valor de mercado de lo tangible que era la versión papel sobre la que se cargaba la mayor tarifa publicitaria. Hace un tiempo escribí que había una ecuación extraña muy próxima a ser real que sería el inicio del fin de la era de los diarios de papel: el momento en el que la tarifa de publicidad de un diario de papel aparezca absurdamente cara en relación a la circulación que habilita frente a la abismalmente superior tasa de difusión que se obtiene a través de la versión web. En términos sencillos: si necesito publicitar un producto X ¿que sentido tiene pagar miles de dólares por un centimetraje abundante en una versión gráfica de escasa circulación frente a una versión web cuya popularidad asciende exponencialmente? ¿Que se pagará más hoy día? ¿Media página en el cuerpo del diario o una ventanita que se abre en el primer titular de la página de apertura de la versión web?

El desafío será sobrevivir en la hegemonía ante una crisis de soporte capaz de liquidar toda la estructura. ¿Veremos un diario de masas convertido en una minúscula célula periodística generadora de contenidos vía web inventando formas cuasi delirantes de publicidad? Ya vemos algunos gateos de bebé en las irrupciones de videos publicitarios en los videos periodisticos, o en las múltiples y molestas ventanas que se desprenden para vendernos algo. Quién invente nuevas formas de insertar publicidad en la web será el profesional más buscado del futuro.




La legalización de la codicia


En este reportaje que le hace Naomi Klein a Michael Moore, se mencionan las novedosas revueltas conservadoras que en Estados Unidos pretenden resistir los cambios planteados por Obama como por ejemplo la cobertura de salud pública y universal. Un movimiento de resistencia ultracapitalista que agita el fantasma maligno de toda reforma “social” cuyos eventos típicos se llaman “tea parties” (reuniones del te). Uno de los principales agitadores de la movida es el comunicador Glen Beck, una joyita “libertariana” de pura cepa; ultra conservador y combatidor acérrimo de la reforma de salud, opositor al protocolo de Kyoto y militante a favor de la portación ciudadana de armas de fuego.

¿Será como dice Moore que el capitalismo es la legalización de la codicia? De lo que estoy seguro es que para la mayoría de los norteamericanos una sociedad que no premie la codicia individual por sobre todo otro valor se les vuelve insoportable además de incomprensible.

octubre 02, 2009

Diálogos imaginarios en la multilateralidad


Lula:
-Che Obama, quiero los juegos olímpicos...

Obama:
-Dejate de joder, yo te los daría, pero ¿sabés que pasa? los quiero para Chicago, es mi ciudad....

Lula:
-Vamos Obie, ya se que es tu ciudad, pero pensá en la nueva multilateralidad, negociemos algo...

Obama:
-Tenés razón Lulita, ya se, cargate el lastre de Zelaya y Michelletti en Honduras y los juegos son tuyos...

Lula:
- !Hecho!

octubre 01, 2009

Clarividencia condenatoria


Siempre conviví con un gobernador de racionalidad suprema que no me dejó tranquilo ni en sueños ni en borracheras. Una tendencia patológica al equilibrio estable que aparecía aún en los momentos donde las tinieblas del embotamiento me convertían en una voluntad obsoleta arrastrada por pesadas cadenas de fundición, que atravesaba chirriante el dolor del placer irresponsable. Tendría que ir bien al borde del barranco para cambiar de a uno cada hecho fríamente consumado por su equivalente en palabras arbitrarias. Palabras que me ofrecieram valor de cambio, abstracción representativa del episodio y su escritura. Las partes postizas y el todo universal, verdadero y letal, las partes desprendidas por la distancia, perdiendo la conexión física. El abismo biológico del pánico, el vértigo vecino del espasmo estomacal, la ulterior instancia con su transpiración intramuscular, rayo de salvaje supervivencia.

Estar de pie, pálido ante un millón de metáforas decepcionantes y una definición capciosa. Inclinarse en reverencial ademán para honrar las últimas semillas de deseo cultivadas con los rezagos de la última generación de mi existencia. Lo intuitivamente inexplicable hiere la mente más que la clarividencia condenatoria.