El lugar donde he sido mandado a vivir sin ninguna experiencia previa en el medio de la más huérfana inconstancia. El que me obliga a tomar por sorteo hasta la más inocente de mis decisiones, como la de creer en la más pálida idea...

diciembre 21, 2007

Corregidos

Estaba Progressor de nuevo encendiendo los motores del grupo electrógeno. Casi siempre para fin de año se dejaba preguntar bastante. Entonces su colega Dorox, al que llamaban “el impreciso” ya que jamás terminaba bien lo que insinuaba mejor, le hacía preguntas para forzarlo al balance…

-¿Pérdidas?: muchas, de sangre y de tiempo por sobre todas las cosas. ¿Ganancias? Todavía no terminé de pagar los gastos del 2006, después hablamos

-Progressor..¿vos te dejás?

-Ni locos

-Perdón, me fui, sigamos…los jóvenes rebeldes de la literatura; estudiosos, inquietos, quilomberitos; quiero tu opinión –apuró Dorox

Progresssor masticó una garrapiñada, acalorado.

-Son de una adolescencia elemental, prístina, mórbida… Al borde de la confesión sensiblera, juntan el agua de lluvia del más berreta de los populismos y se creen que es vinagre, lo peor es quieren presumir de nauseabundos cuando de sus pielcitas no sale más que olorcito a Beldent con Quilmes. En general se trata del burguesito cuyos padres le hablaron mierdas de chico y lo trataron de preservar de cierto roce infeccioso, que se mete en la facultad donde le hacen la cabeza zurdita pero máaal, sin buenos fundamentos filosóficos y políticos. Los pésimos docentes le hacen creer que “izquierda” consiste en el culto fetichista por lo marginal y el pibe de pronto entra como caballo en ésa, se llena de culpa por lo que sus fachos padres le enseñaron y se derrite de compasión por los que trabajan de débiles a la vez que adopta nuevos contra-resentimientos de clase. Sumale a eso que lee mal algún otro libro que le prestan y Final Del Juego: en un abrir y cerrar de ojos se te hizo peronista. De ahí en más es irreversible, será un incorregible borgeano toda su vida, y un irrecuperable para toda causa que incluya el tirón de testículos del libre pensamiento profundo. Menos que menos para cualquier proyecto de transformación de la realidad virtual, siquiera a nivel discurso o propaganda, ya no podrá cambiar ni una lamparita. Será capaz desde justificar por izquierda a Menem como de hacerse el reivindicador estético del cine de Armando Bo. Un verdadero desastre

-Nadie es incorregible -corregía Dorox dejando expuesta esa reserva moral que nunca abandona a un buen cauteloso

-Nadie es capaz de admitir que fue corregido -cerraba Progressor con esa precisión tan desconcertante.

3 comentarios:

cecilia dijo...

¿Se puede agregar algo cuando es tan pero tan bueno?

...definitivamente, no.

Un abrazo

Tino Hargén dijo...

Muchas gracias Cecilia, y bienvenida a Hargentina

abrazo

cecilia dijo...

Se agradece tu bienvenida.
Es un verdadero placer andar por estos rincones...