El lugar donde he sido mandado a vivir sin ninguna experiencia previa en el medio de la más huérfana inconstancia. El que me obliga a tomar por sorteo hasta la más inocente de mis decisiones, como la de creer en la más pálida idea...

febrero 07, 2007

Los fueros literarios

La literatura se despoja de la obligación de ofrecer pruebas entendibles y rigurosas, por eso ello se ampara en sus fueros de mentira autorizada; la literatura es la habilitacion de la mentira como posibilidad de exploración, como riesgo aceptado y asumido. Es la mentira como forma de conocimiento, un lujo que no puede darse la ciencia ni la experimentación científica. La filosofía si se lo podría dar y de hecho se lo ha dado todo el tiempo, aunque jamás lo habrá de reconocer.

2 comentarios:

Silvia Sue dijo...

Sí,es así, Tino, y por eso tengo un blog.
Es el muestrario de un ejercicio no asumido de mala arte para hacer literatura, un nada para perder con barrera antirecriminación, un todo es posible.
Me ha hecho impune.

Sandra dijo...

¿Que la ciencia no puede darse el lujo de mentir como forma de conocimiento?
ajaaaaaaaa!!!!!!!!!
Me cago de la risa!!!!!!!!

Creo que la ciencia, como instrumento de poder, se ha dado, no el lujo, sino el descaro de guitarrear hasta lo incansable.

Como botón de muestra:

http://www.webislam.com/numeros/1998/articulos/LE_98_04.HTM

Besos, Tino.