El lugar donde he sido mandado a vivir sin ninguna experiencia previa en el medio de la más huérfana inconstancia. El que me obliga a tomar por sorteo hasta la más inocente de mis decisiones, como la de creer en la más pálida idea...

marzo 17, 2011

No a las centrales nucleares


La energía nuclear fue, es y será siempre una mierda, tal vez el invento más siniestro de la humanidad. Lo que nace como pesadilla jamás se vuelve un sueño a pesar de lo que digan los políticos, empresarios, militares, ingenieros, técnicos y demás interesados en defenderla. Una tecnología que se desarrolló sin otro objeto que el destruir vidas de la peor forma posible no tiene retorno. Pasada la fiebre de la segunda guerra mundial nos vendieron el mito del "uso pacífico", luego de su reconversión como fuente de energía eléctrica para uso civil. Se dirá que en pequeñas potencias existen usos medicinales y otras cuestiones, pero nada de eso justifica erigir estas centrales de semejante potencial destructivo, que llevan la latencia de la muerte y la destrucción de miles de vidas en su seno tan solo a la distancia de alguna "falla", para producir electricidad cuando hay muchas formas alternativas y infinitamente menos peligrosas de hacerlo.


Addenda:
Un ejemplo de pronunciamiento político al respecto en España y por otra parte también una explicación con fundamentos técnicos.

4 comentarios:

Ana dijo...

Tino: decir que la energía nuclear en pequeñas potencias se utiliza en medicina y con ese argumento justificar el uso de la energía nuclear como fuente de energía es un argumento completamente descabellado.
Además de ir desarticulando esa fuente de energía y reemplazarla por otras, el hombre debería lentamente volver a formar parte de la naturaleza, de la que se ha apartado tan lamentable y traumáticamente.
Es poco sustentable -para citar una de las aberraciones humanas -que 30 millones de personas vivan hacinadas en una ciudad contra-natura, pretendiendo vivir a 18ºC cuando afuera hace 40 o a 30º dentro cuando afuera hace 2º. De no ponernos en linea con la naturaleza temo que la especie humana se convierta en la más pusilánime de las orquídeas.
Completamente NO a las centrales nucleares.

Pablo dijo...

No estoy de acuerdo con ustedes. la energía Nuclear a matado a muchas menos personas que las demás formas. Por otro lado, mata muchísima más personas el tabaco y el hambre, las enfermedades curables, las políticas excluyentes, etc.. etc..
Los medios tienden a imponernos lo que debemos pensar, por suerte existe la ciencia, enemiga del sentido común, para que podamos ver la verdad.

Severian dijo...

Hay que tener cuidado con la cuestión, porque es muy sutil. Una cosa es decir que la energía nuclear es sucia y peligrosa, que lo es. Pero esa afirmación sólo tiene sentido en términos comparativos con otras formas de generación de energía, como la hidroeléctrica o la térmica. Y en esa comparación, dependiendo del país, en más de un caso sale ganando

Países con gran extensión y poca población como el nuestro no necesitan usar generación nuclear porque con pocas centrales hidroeléctricas nos alcanzaría. Es decir que en el caso argentino estoy de acuerdo con vos.

Paises con gran extensión y gran población, como China o Brasil, recurren a generación térmica con combustible fósil, acelerando el calentamiento global que puede tener consecuencias mucho más catastróficas que Fukushima. Y probablemente a ellos no le sería posible una reconversión completa a fuentes hidroeléctricas. Es decir que para ellos, la energía nuclear es una opción que tienen que mantener abierta.

Países como Japón o Italia simplemente no tienen otra opción. No tienen combustible fósil por lo que no pueden usar plantas térmicas, lo que por otro lado en el caso de economías así de importantes sería mucho más contaminate que la energía nuclear, por la inevitable emisión de CO2. Y por otro lado, no tienen grandes ríos que sirvan para generación hidroeléctrica, al menos no a la escala que necesitan.

Es decir, la generación nuclear es una mierda, pero comparada con la generación térmica, para una economía lo bastante grande resulta ser menos peligrosa, y por otor lado a veces es la única opción. Por supuesto que lo ideal sería reemplazarla por otra fuente no contaminante, pero para muchos países no hay opción. Las "opciones" que proponen los ambientalistas son terribles engaños: la energía eólica generada por varios kilómetros de molinos en Noia, Galicia, apenas alcanza para un cubrir porcentaje menor de la iluminación hogareña. Ni soñemos que pueda aportar ni la décima parte de la energía que necesita la industria. Algo similar pasa con los paneles solares: los kilómetros cuadrados necesarios para generar lo mismo que una central nuclear son kilómetros restados a la agricultura, algo que países pequeños como Japon o Italia no pueden permitirse. Hay pocas opciones serías a la energía nuclear, una de ellas sería la energía de fusión de hidrógeno, que no sería contaminante ni peligrosa, pero el problema es que falta todavia desarrollo tecnológico para poder ponerla en práctica, y la inversión en el tema no es la suficiente.

Tino Hargén dijo...

Pablo, gracias por dejar tu opinión. No estamos de acuerdo obviamente, los ejemplos que das no me parecen atinentes a un cambio de opinión. Aún aceptando las dudosas y fuera de contexto cifras que das, si se trata de condenar una amenaza a la vida y al planeta no es cuestión de hacer un ranking y solo mencionar a las que ocupan los primeros puestos y olvidarse de las otras. Estoy convencido que el uso civil de la energía nuclear en las centrales eléctricas ha sido un sucedáneo para adapatra y hacer sobrevivir una tecnología diseñada para muerte.

Y quedate tranquilo que en esta postura no hay ninguna influencia de los medios, como si parece haber en tu cantinela super mediática del "avance de la ciencia".