El lugar donde he sido mandado a vivir sin ninguna experiencia previa en el medio de la más huérfana inconstancia. El que me obliga a tomar por sorteo hasta la más inocente de mis decisiones, como la de creer en la más pálida idea...

febrero 28, 2008

El color púrpura







Deep Purple en el Luna Park – 26/2/08

Soberbia categoría de músicos: precisión, sobriedad, contundencia, ausencia de fisuras, naturalidad. A diferencia de otras veteranas estrellas del rock internacional que deciden pasear sus vacaciones jubilatorias por los escenarios del mundo sin preocuparse mucho si pifian o se olvidan la letra, a éstos les da el cuero para tocar todavía en el mejor nivel. Pero lo más sobresaliente es la comunión con el público que logran. Pocas veces sentí tanto ida y vuelta positivo entre público y artistas en un show masivo.

2 comentarios:

Ventrílocuo dijo...

Vivo tan fuera del circuito informativo, que me enteré de la venida luego de que se fueron. Me conformé bajando algunos videos y volviendo a escuchar viejos temas. Lo que recogí, coincide con tu opinión, suenan mejor que antes, no están robando, como otras bandas.
Me alegro de que los disfrutaras.

Tino Hargén dijo...

Jorge; a mi hace unos años me pasaba lo mismo, me enteraba siempre después, pero como participo de varios foros musicales siempre estoy al tanto gracias a amigos porteños que siempre tienen la info de los recitales que hay. Espero que signa viniendo bandas así te aviso y compartimos algún recital