El lugar donde he sido mandado a vivir sin ninguna experiencia previa en el medio de la más huérfana inconstancia. El que me obliga a tomar por sorteo hasta la más inocente de mis decisiones, como la de creer en la más pálida idea...

enero 26, 2008

Placer y mutilación

Ruud Skorpe escribía:


“La rosa tiene la espina para protegerse de la mano que la quiere arrancar. A sabiendas de su débil belleza expuesta a la voracidad de los depredadores se ha armado un dispositivo de disuasión, capaz de introducir una contradictoria agresión a quienes vienen por ella.

No existe la apropiación del placer sin la mutilación de alguna integridad. Defenderse del placer posible es un instinto más poderoso que ir hacia él”

6 comentarios:

Ventrílocuo dijo...

No termino de entender la última frase, Tino. Sí estoy de acuerdo de la condición trágica de que no se puede apropiar del placer sin hacer flecos alguna integridad.

Isabel dijo...

¿Y por qué estamos tan llenos de contradicciones? ¿Es eso tan propio del ser humano? Dejamos de comer aunque tengamos hambre, nos alejamos de los placeres buscando quizá una redención a lo que nos alimenta... también yo he pensado muchas veces por qué tanto luchar contra los instintos. Quizá porque el dolor de arrancar la rosa es mayor para ella que el dolor de nuestro pinchazo. Entre ella y nosotros. Besos.

ISOBEL dijo...

menudo dilema, creo que en estos casos estamos pensando mas en nuestro daño...ya que no somos dueños de nosotros mismos, que en el que podemos ocasionar si salimos heridos, es lo que tiene la pasión, es auto destructora.

Tino Hargén dijo...

Jorge
La frase pretende ser algo así como una contracara indirecta de lo de la mutilación; como si existiera un instinto de defensa ante el placer, jugado tanto por el miedo de ser mutilado y por el de mutilar que no llegan a diferenciarse.

Ah, este Ruud Skorpe es otro invento mío, suena más enigmático que Tino Hargén, no ;-)

un abrazo

Tino Hargén dijo...

Isabel: "Quizá porque el dolor de arrancar la rosa es mayor para ella que el dolor de nuestro pinchazo"

Eso, por ahí viajaba la idea

besos.

Tino Hargén dijo...

Isobel o 15bel??

De todos modos bienvenida a Hargentina!!

Si, la autodefensa, el temor al daño propio es lo que aparece como "prioridad" en nuestros instintos, pero quizá el daño que sabemos sufren los otros también nos disuade...o nos impulsa????

Saludos